¿Qué os parece si nos comemos Europa a través de sus quesos? A nosotros nos ha parecido un plan inmejorable. Y es que viajar nos encanta, y el queso es nuestra pasión, las hemos unido y el resultado ha sido perfecto. ¿Qué más se puede pedir?

Nuestra pasión por el queso es un secreto a voces, os hemos hablado de sus beneficios, de sus características, de las diferentes variedades, de los quesos de España, y ahora nos hemos ido un poquito más lejos, porque son muchos los quesos que hay en Europa y queremos que los conozcáis.

¿Os venís de viaje por Europa con nosotros?

La primera parada la realizamos en Francia, un país que posee 46 denominaciones de origen (AOC en francés) una inmensa variedad donde perderse. La primera regulación que se realizó en Francia, de este tipo fue en el siglo XV, para el queso Roquefort.

Este es un queso elaborado con leche de oveja coagulada procedente de la región de Causses del Aveyron, y es uno de los quesos más caros del mundo. Es un queso de pasta semiblanda, veteada y con manchas de color verde por los hongos. Tiene un aroma lechoso, a nueces y pasas; un sabor salado, complejo, así como un regusto ácido.

Queso Roquefort

Queso Roquefort

Nos vamos al queso Brie, elaborado con leche cruda de vaca, este queso de pasta blanda de la época del emperador romano Carlomago del que podemos diferenciar dos variedades basándonos en la región de producción: Brie de Meux y Brie de Melun.

Un queso de forma aplastada, con corteza delgada y mohosa de color blanco, algo aterciopelada, se elabora en forma de rueda, y se puede comercializar entero cuya forma es circular o en porciones con forma triangular.

Nos vamos de Francia, con Fourme d’Ambert en la mano. Este queso elaborado con leche cruda de vaca, tiene una corteza seca y mohosa. Un queso cremoso y suave, sin ser agresivo en boca.

Seguimos nuestro viaje por Europa, estaréis pensando, pero si hay muchísimos más, y tenemos que reconocer que nos hubiéramos quedado a vivir en Francia, pero debemos continuar con nuestro viaje.

Fourme d'Ambert

Fourme d’Ambert

Próxima parada Alemania, comenzamos con un queso de pasta fresca, sin corteza elaborado a partir de leche de vaca, os hablamos de Nieheimer Käse, un queso de lecha agria, bajo en grasas y rico en proteínas. Es un queso con una superficie lisa, y sin rugosidades, con un color amarillento tirando a gris verdoso, y a veces puede estar cubierto con hojas de lúpulo.

König Ludwig, un queso producido en el corazón de los Alpes Bávaros, de leche de vaca, alimentadas por los campesinos con hierba fresca y heno, esta leche natural es la clave del éxito de este queso.

Es un queso semiduro hecho con leche cruda de vaca, corteza natural de color dorado, pasta suave y con pocos ojos. Tiene un sabor suave y delicado, con notas a nueces. El sabor de éste es más intenso cuanto mayor es su curación.

Chiriboga blue, es el queso que nos llevamos para el camino hasta llegar a Austria; elaborado con leche cruda de vaca, de pasta semiblanda, azul y sin corteza. Elaborado en la región de Babiera, al pie de los Alpes Babaros. Tiene una coloración azul, verdosa del moho que crece en su interior. Su sabor es muy mantecoso, suave y cremoso, con notas a hierba y una acidez brillante.

Chiriboga blue

Chiriboga blue

Tiroler, el queso que nos ha llevado hasta Austria, denominación de origen protegida. Un queso elaborado con leche de vaca, que pastan en prados alpinos, esta alimentación hace un sabor particular del queso.

Nos vamos hasta Italia, un país que cuenta con innumerables variedades de queso, concentrada la mayor producción en la zona norte. Los quesos más apreciados de Italia, se producen en zonas geográficas limitadas, que tienen características ambientales y climáticas muy peculiares.

Asiago, un queso denominación de origen elaborado con leche de vaca, del que se producen dos variedades: Asiago fresco “pressato” que tiene un sabor dulce y color blanco ligeramente pajizo, y Asiago Curado de fuerte personalidad, debido a su sabor más marcado, con corteza de color pajizo compacta y granulosa.

Gorgonzola, un queso elaborado con leche de vaca, de pasta cruda color blanco pajizo. Podemos distinguirlo por sus estrías verdes azuladas, es cremoso y tierno, tiene un sabor característico con un toque más o menos picante en función del tipo.

Grana Padano

Grana Padano

Grana Padano, elaborado con leche de vaca, intenso y delicado. Es un queso de pasta dura, de granulosidad menuda, con un color claro pajizo, con un olor fragante. Se produce en la Llanura del Po y el valle del río Grana.

Es un queso ligero y semimagro, con un elevado contenido de proteínas y muy rico en vitaminas.

Y con un pedacito de este queso en la mano, paramos nuestro viaje, y es que aún nos quedan muchos quesos por conocer… ¿Cuál será nuestro próximo destino?

Resumen
Título
¡Vamos a comernos Europa!
Descripción
¿Qué os parece si nos comemos Europa a través de sus quesos? A nosotros nos ha parecido un plan inmejorable. Y es que viajar nos encanta, y el queso es nuestra pasión, las hemos unido y el resultado ha sido perfecto. ¿Qué más se puede pedir?
Autor