Cada vez son más las personas con intolerancias alimenticias, que como consecuencia de una incorrecta digestión de los alimentos, sufren malestar en su cuerpo. Podemos encontrar diferentes tipos de alérgenos en el queso, pero lo importante es comunicarlo en la etiqueta del producto para que el consumidor este informado.

Seguir leyendo