Un paseo por los quesos más exquisitos y artesanos de la Península. Esos que al menos tienes que probar una vez en la vida…

Rey Silo. Pravia, Asturias. El queso Afuega`l pitu es uno de lo más conocidos y peculiares de Asturias, elaborado desde tiempos inmemoriales. Queso que sigue elaborándose como antiguamente, leche cruda y entera de vaca. Madurado durante dos meses en una bodega subterránea a orillas del Nalón, en Pravia. De forma trocónica, un peso de cuarto de kilo y excepcional calidad.

Payoyo. Villaluenga del Rosario, Cádiz. En la sierra de Grazalema, el lugar más lluvioso de España, se elabora el mejor queso de Andalucía, con leche de cabra payoya, autóctona de las sierras gaditanas. El trabajo artesanal, y la calidad de esa leche dan lugar a un producto de gran calidad. Una textura mantecosa y con sabores y matices que difícilmente se encuentran en quesos de cabra.

Idiazábal de Ricardo Remiro. País Vasco. Los llamados “quesos de pastor” dentro de la Denominación de Origen Idiazábal, son los mejores. Donde destacan los de la quesería Ricardo Remiro. Queso elaborado con leche de oveja de raza latxa que pastan en la Sierra de Urbasa, se curan un mínimo de 60 días, con una textura cremosa y gran sabor, muy concentrado, con toques amargos, ácidos y salados.

Peña Blanca. Los Corrales, Castellón. La Quesería Los Corrales, de Castellón, utiliza leche cruda de oveja guirra, raza autóctona valenciana en peligro de extinción. Son piezas de gran formato y de producción muy limitada. Destaca por su olor y sabor intenso y por un regusto peculiar. Precursor de la revolución quesera registrada en nuestro país, es uno de los pocos quesos españoles con la máxima protección de Slow Food International.

Caprichos de la Pastora, Fuentesaúco. Quesería La Antigua de Fuentesaúco, elabora este queso cremoso de un modo artesanal con leche cruda de oveja, cuajo de cardo y sal. En su aspecto externo presenta una forma cilíndrica con la corteza lisa y delgada, completamente comestible y cubierta en sus lados por un paño.

En el interior presenta una pasta con una cremosidad muy alta, untuosa, de color marfil. Su olor es muy característico, penetrante pero nunca desagradable. Un sabor muy suave pero con personalidad, pequeños toques amargos y grasos en el retrogusto.

Caprichos de La Pastora

Caprichos de La Pastora

Cabrales El Teyedu. Tielve, Cabrales, Asturias. El queso de Cabrales es el más conocido de Asturias. Un queso azul que se obtiene del ganado que pasta en los Picos de Europa. Los mejores son los que selecciona y afina Pepe Bada, que se venden bajo la marca El Teyedu. Elaborados con leche cruda y entera de vaca, son piezas con una especial textura y cremosidad.

Maxorata. Fuerteventura. El queso majorero, que se elabora en Fuerteventura con leche de las cabras del mismo nombre es uno de los más antiguos de España. Comercializado con la marca Maxorata. Un queso de pasta prensada hecho con leche cruda y de textura mantecosa e intenso sabor a leche. Lo hay con distintas curaciones. Destaca la versión con pimentón, que aporta un punto característico.

Vellón de Fuentesaúco. Un queso Curado Denominación de Origen Zamorano, fabricado de manera artesanal con leche cruda de oveja de las razas Churra y Castellana, razas puras y autóctonas de la provincia, de reconocida aptitud láctea, con niveles de calidad muy notables.

Corteza natural, bañada en aceite de oliva durante la maduración. La pasta es muy mantecosa, de color blanco marfil, pudiendo presentar ojos de tamaño pequeño, repartidos uniformemente por todo el corte. Tiene unos aromas y sabores genuinos, propios de la leche cruda de oveja, bien desarrollados y persistentes al paladar. Se pueden apreciar características olfato gustativas en las cuales nos pueden aparecer sabores lácticos y vegetales debido al sistema tradicional de pastoreo.

Vellón D.O Zamorano

Vellón D.O Zamorano

Dehesa Los Llanos. Albacete. Este manchego gran reserva  elegido en Birmingham Mejor Queso del Mundo. Elaborado de manera artesanal con leche cruda, de ovejas de raza manchega criadas en una finca de Albacete, y con una corteza natural que se cepilla periódicamente con aceite de oliva virgen extra. Tiene una curación mínima de nueve meses. Destaca su largo y aromático final.

Cebreiro Santo André. Lugo. El Cebreiro, con su característica forma de hongo, es uno de los quesos tradicionales de leche de vaca de la provincia de Lugo. Normalmente se comercializa fresco, aunque Carlos Reija -el maestro quesero de Santo André- está produciendo unos quesos de Cebreiro de mayor curación, afinado con mohos naturales en corteza, que le aportan una enorme potencia de sabor y complejidad.

Estos quesos, demuestran la importancia de la materia prima en el producto. En este caso la leche, en España las más habituales son los quesos de cabra, oveja y vaca.

¡¡Que disfrutéis comiendo queso!!

Resumen
Título
Quesología, los diez imprescindibles
Descripción
Estos quesos, demuestran la importancia de la materia prima en el producto. En este caso la leche, en España las más habituales son los quesos de cabra, oveja y vaca.
Autor