Si algo nos gusta en España es comer Queso, da igual a qué hora del día, y con qué lo tomemos porque siempre apetece.

Pero, realmente sabemos ¿en qué momento apareció el queso en la dieta humana?

Pues os diremos, que no sabemos responder a esa pregunta con exactitud, pero si que se trata de un alimento muy antiguo, que lleva acompañando al ser humano desde que se inició la actividad ganadera o de pastoreo.

Aunque la elaboración como tal del queso, fue en una etapa más sedentaria del ser humano, cuando comenzaron a buscar asentamientos estables, ya que es el momento en que la economía pasaba de ser de subsistencia a productiva, de intercambio. Donde empezaban a desarrollarse incipientes actividades de tipo semindustrial.

Los restos arqueológicos guardados en el Museo de Zamora demuestran la tradición quesera en la región del Duero.

Los más antiguos nos llevan hasta la Edad de Cobre, es decir, hace más de 4.000 años, son restos de recipientes de barro cocido agujereados, denominadas queseras o encellas, cuyo uso era escurrir el queso.

Encella

Encella

Materiales encontrados en diferentes puntos de la provincia nos llevan a pensar que esta actividad se realizaba en amplias zonas, en las cuales pastaban los rebaños.

La elaboración del Queso también era conocida por los romanos, sobre todo de oveja o cabra, ya que la vaca la utilizaban más para la reproducción.

La leche se cuajaba inmediatamente para poder ser transformada en queso fresco o seco.

Además podemos decir, que apreciaban el calustrum, que es la primera leche de oveja o la cabra recién parida, hábito que ha perdurado hasta nuestros días.

Columela, ganadero de la Hispania romana nos dejó un gran legado en los trabajos del campo, consejos que coinciden en muchas ocasiones con la manera tradicional de elaborar los quesos, como por ejemplo que la conservación es mejor realizarla en “un lugar oscuro y fresco”, de ahí que hoy en día se dejen curar los quesos en bodegas subterráneas.

Y si hablamos de la época romana, no podemos olvidarnos de Viriato, pastor emblemático y héroe local, que cuenta en Zamora con el único monumento levantado en su honor en tierras hispanas.

Viriato, héroe local

Viriato, héroe local

Volviendo a la historia local, más adelantado en el tiempo, en la Edad Media hay escritos que hablan de una gran implantación del ganado lanar en dicha época.

Hay diferentes documentos en Ordenanzas Municipales con fecha a partir del siglo XV donde se habla de los procesos de elaboración y venta de quesos.

Así está explicado en un informe realizado por el Archivo Histórico Provincial, aunque tenemos que decir que estos datos quedan reflejados de manera más precisa en los libros donde apuntaban los pagos por diezmos a las distintas iglesias y obispados que constituyen la actual provincia de Zamora.

Para acabar, no podemos olvidarnos de la tradición oral recogida por los historiadores y la supervivencia de una cultura pastoril que hoy en día aún se mantiene en muchos pueblos zamoranos, y donde se practica el pastoreo tradicional.

Estos testimonios, son referidos a la forma tradicional de elaborar los quesos en la tierra, que eran comprados por comerciantes que llegaban del sur con sus carros provistos de aceite para la venta.

Los queseros zamoranos, de indiscutible fama, eran requeridos en numerosas ocasiones como maestros desde diferentes puntos del país. Estos artesanos, continúan elaborando el queso, con los mismos métodos que aprendieron sus antepasados. Por supuesto, siempre avanzando e incorporando métodos que sirvan para mejorar el queso zamorano.

Resumen
Título
El origen del queso de oveja
Descripción
Si algo nos gusta en España es comer Queso, da igual a qué hora del día, y con qué lo tomemos porque siempre apetece. Pero, realmente sabemos ¿en qué momento apareció el queso en la dieta humana?
Autor