«Comer queso Idiazábal es como vivir la experiencia de saborear los pastos de la montaña«

Es uno de los quesos más premiados y conocidos de España. Está elaborado con leche cruda de ovejas latxas rubias y carranzanas de las sierras montañosas del País Vasco y el noreste de Navarra, siguiendo los procedimientos que transmitieron los pastores generación tras generación y, por lo tanto, presenta el característico dulzor acaramelado de la leche de oveja.

Se trata de un queso graso de cuajada prensada no cocida y de consistencia dura y correosa con una corteza lisa, dura y de color homogéneo, variable desde el marfil al amarillo pajizo. Su forma es redonda, llegando a pesar alrededor de 1 kg. Su pasta es lisa y compacta con pequeños ojos de forma irregular repartidos al azar. Su maduración dura entre 2 y 4 meses, dando lugar a quesos curados o semicurados. Su olor es característico e intenso con un toque picante y humo de intensidad media en los quesos ahumados. Tiene un sabor muy característico, equilibrado e intenso, ligeramente picante, con un toque salado y humo.

 

Cuñas queso Idiazábal

Cuñas queso Idiazábal

Tradicionalmente, este queso solía ahumarse en las vigas de las cabañas de los pastores y actualmente, se elabora con tecnología más moderna pero nunca olvidando los orígenes y su sabor artesanal.

Su nombre se debe a que la localidad de Idiazábal siempre ha sido la más asociada a los quesos de oveja latxa.

Su denominación de origen nace en el año 1987 para unificar y fomentar la calidad, artesanalidad y conocimiento de este producto, garantizando a la vez su origen a los consumidores. La Denominación controla el origen de la leche y la calidad del queso, tanto desde el punto de vista físico-químico y sanitario como el gustativo. Para ello existe un Comité de Cata cuya experiencia de los degustadores permite controlar las características típicas y únicas de este queso.

Queso Idiazábal

Queso Idiazábal

Las principales garantías de la Denominación son:

– La zona de producción y elaboración de la leche y el queso debe ser en el País Vasco y Navarra.

– Solo se puede utilizar leche de ovejas Latxa y Carranzana, no pudiéndose mezclar ni pasteurizar.

– El periodo mínimo de maduración debe ser de dos meses.

– La cantidad de grasa mínima debe ser del 45%.

– Se deben superar pruebas sanitarias y organolépticas.

– La corteza debe ir numerada.

 

Si un queso cumple todos estos requisitos podrá llevar el distintivo de la marca Idiazabal -banda y escudo- en su etiqueta.

Durante este año 2017, los quesos Idiazábal tienen una agenda muy apretada llena de concursos y eventos. Podéis consultarlos y descargar su programa desde este enlace.  Desde esta web también podréis informaros de todos los productores que hay actualmente, de los distintos premios que han ganados los quesos, deliciosas recetas que puedes preparar con ellos, como los buñuelos de queso Idiazábal y toda la información en general que puedas necesitar sobre el queso Idiazábal.

Esperamos que os haya gustado nuestro pequeño homenaje al queso Idiazábal y no dudéis en degustar esta joya de nuestra gastronomía.