La leche es considerado un alimento básico en nuestra alimentación debido a su alto contenido en nutrientes  y contenido calórico.  Además, es una fuente de energía muy importante que nos aporta proteínas, hidratos de carbono, grasas, y minerales,  pero ¿cuáles son los tratamientos térmicos de la leche?

 La leche es la secreción mamaria normal de animales lecheros. Se obtiene a partir de uno o más ordeños sin ningún tipo de adición o extracción y se destina al consumo  en forma de leche líquida o a la elaboración de derivados lácteos, como por ejemplo el queso de oveja.

 Entendemos por leche cruda a aquella que no se somete a ningún tratamiento térmico.

La principal diferencia con la leche que habitualmente consumimos es que ésta nos aporta un sabor más propio e intenso. Ya que se obtiene del ordeño diario, sin interrupciones, lo más rápido posible y de forma completa.

 La leche termizada se somete a un  tratamiento térmico de 62-65ºC durante 15-20 segundos. Dicho tratamiento se aplica a la leche cruda para reducir el número de organismos que están presentes en la leche. Así,  se permite un almacenamiento más prolongado.

Para ello se utiliza una temperatura más baja que en la pasterización, lo que mantiene más su sabor original.

 

Leche termizada

Leche termizada

La  leche pasteurizada es aquella que ha sido sometida a tratamiento de pasteurización. Esto se realiza para reducir el número de microorganismos nocivos presentes en la leche y es siempre a un nivel en que no constituya ningún riesgo notable para la salud

 Este tratamiento permite prolongar la duración de la leche y determina los mínimos cambios químicos, físicos y organolépticos posibles. La pasteurización no destruye ni las esporas ni las toxinas secretadas en la leche por microorganismos que vivían en ella antes de someterla a tratamiento térmico.

 Si elaboramos queso con leche pasteurizada, este tratamiento impide el principio activo del cuajo, obteniéndose una cuajada más húmeda y blanda que tarda más tiempo en madurar. Además,  este queso no alcanza los mismos sabores y textura de un queso elaborado con un tipo de leche sin tratamientos.

queso elaborado con leche pasteurizada

queso elaborado con leche pasteurizada

 Leche UHT, significa temperatura ultraelevada o esterilizada. En este tratamiento, la leche se somete a una elevada temperatura en un corto espacio de tiempo.  Después  se utiliza para elaborar productos comercialmente estériles, que puedan almacenarse a temperatura ambiente.

 Mediante este tratamiento se destruyen todos los microorganismos y es poco probable que alguno cause deterioro del producto (si se almacena en condiciones normales).  La leche sometida a este tratamiento se envasa asépticamente en envases esterilizados y cerrados herméticamente, estos envases impiden la entrada de microorganismos.

¿Conocíais la diferencia entre los tratamientos térmicos de la leche?

Resumen
Título
Tratamiento de la leche
Descripción
La leche es considerado un alimento básico en nuestra alimentación, debido a su alto contenido en nutrientes, y contenido calórico lo que hace que tenga una excelente densidad nutricional, es una fuente de energía muy importante, aportándonos proteínas e hidratos de carbono, grasas, minerales como por ejemplo el calcio, magnesio entre otros, pero ¿cuáles son los tratamientos térmicos de la leche?
Autor