Si hay algo que nos gusta en nuestro país es el queso. Tenemos una gran variedad en sabor, olor y textura… Y hay que reconocer que todos ellos nos vuelven locos, tanto que a veces nos cuesta hasta elegir. Y es que este regalo de dioses, como decían en la Antigua Grecia, nos da momentos únicos… Y claro, a nuestros vecinos les pasa igual, tienen una gran variedad de quesos por los que sentirse orgullosos, y hoy te contamos cuales son esos quesos de Portugal que, si no conoces, tienes que hacerlo… ¡A partir de ya!

Variedad de quesos

Variedad de quesos

Centrándonos en el queso de Portugal, pero de oveja.

Existen tantas variedades (de vaca, cabra, mezcla, oveja…) que, si tuviésemos que mencionar todas nos daría para escribir sin parar, pero hemos elegido un tipo que nos encanta… ¡Quesos de oveja!

Al igual que en España, que tenemos numerosas queserías que elaboran queso con leche de oveja, en Portugal pasa igual, son unos cuantos los quesos existentes procedentes de ganaderías ovinas. ¿Los conoces?

Puede ser que todavía ni te suenen, pero hoy eso puede cambiar… ¡Porque te van a dar ganas de probarlos!

 

Queijo de Azeitão

Este queso con Denominación de Origen Protegida está elaborado con leche cruda de oveja, coagulada con cuajo vegetal, más concretamente con el cardo.

Con una maduración de más de 60 días se obtiene una textura mantecosa con un toque de sabor picante.

Su nombre viene del pueblo donde se originó: Azeitão. Actualmente se produce en zonas cercanas a Lisboa: Sesimbra, Palmera y Setúbal.

Queijo Évora

El queso de Évora también tiene Denominación de Origen, su nombre deriva de la región en la que se produce: Évora.

Se elabora con leche cruda de oveja y, al igual que el queso anterior, con cuajo de cardo vegetal. En este caso, existe un tiempo de maduración entre 30 y 90 días.

Otra de sus características es que se conserva en aceite de oliva, lo cual deriva en un sabor picante y fuerte.

Queijo Azeitao y Queijo Évora

Queijo Azeitao y Queijo Évora

Queijo de Nisa.

Un queso que arrastra la tradición artesana en su elaboración, también con el distintivo de Denominación de Origen. Es procedente de la región Alentejo y está elaborado con leche cruda de oveja de raza Merina, característica de la zona, y con coagulación vegetal.

Su color es amarillento y su sabor deja toques ácidos en el paladar, ¡un sabor que te encantará! Pero eso si, intenso.

Queijo Rabaçal

Cerca de Coímbra encontramos otro de los reconocidos quesos de Portugal. El queso D.O.P de Rabaçal.

Es un queso duro o semiduro elaborado con mezcla de leche de oveja y cabra.

Además del toque picante, en su sabor se puede apreciar una hierba conocida como “Santa María”, que es la alimentación principal de las cabras y ovejas de las cuales se obtiene la leche.

Queijo de Nisa y Queijo Rabaçal

Queijo de Nisa y Queijo Rabaçal

Queijo Serpa

El queso con denominación de origen Serpa es también de la región de Alentejo, de la comarca del Serpa.

Una de las curiosidades de este queso es la forma en la que se elabora: la leche de oveja se cuela a través de paños doblados en torno a 40 veces. El cuajo es vegetal y en el corte de la cuajada se realizan cuatro movimientos que se asocian a una tradición religiosa.

Su maduración es de 30 días en ambientes húmedos.

Queijo Terrincho

Otro de los quesos conocidos en Portugal es el Queso Terrincho D.O.P, elaborado con leche de oveja churra. Estas ovejas son altamente reconocidas como productoras de leche, lo que da más posición a este queso.

El Terrincho es un queso curado, con un proceso de maduración mínimo de 30 días, que puede varias hasta los 90, obteniéndose en este caso el queso “Velho”.

Este queso presenta una variedad que es el “curado al centeno”. En su elaboración se introduce en toneles llenos de centeno, de donde adquiere el sabor, y de ahí su nombre.

Queijo Serpa y Queijo Terrincho

Queijo Serpa y Queijo Terrincho

Queijo de Castelo Branco

Como podemos intuir por su nombre, este queso proviene de Castelo Branco, región de Portugal. Se elabora con leche de oveja y al igual que todos los quesos anteriores, cuenta con una Denominación de Origen Protegida.

Tarta aproximadamente 40 días en madurar, llegando a alcanzar un sabor intenso y un como amarillento tirando a blanco.

Requeijao

Por último, tenemos una variedad que seguro que si te fijas en el nombre te recuerda a algo… Si, ¡al requesón!

Este queso es muy conocido en Portugal desde hace siglos, de hecho, cuenta con 2 denominaciones de origen. Se puede elaborar con leche de oveja, cabra o vaca y su textura es cremosa, diferente al requesón típico de otros países. Este tipo de queso es totalmente cremoso, llegando a transmitir sabores agrios y salados.

Quejo de Castelo Branco y Requeijao

Quejo de Castelo Branco y Requeijao

 

Ahora que ya conoces la amplia variedad de quesos de oveja de Portugal, además todos ellos con denominación de origen protegida, solo queda que en tu próxima visita hagas una selección y disfrutes con el buen sabor del queso.